Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Santiago Gerchunoff Silberberg

ucm

La nación y la muerte

“Esta operación insensata demuestra, sobre todo, hasta dónde llega el declive de Israel. No es una exageración. Cualquiera que tenga ojos lo sabe. Ya se oyen aquí algunas voces que pretenden dar la vuelta al sentimiento de culpa israelí, natural y justificado, para afirmar con estridencia que la culpa es del mundo entero. Nuestra vergüenza, sin embargo, será más difícil de sobrellevar.”

Así termina el artículo de David Grossman sobre el abordaje ilegal a la flotilla humanitaria perpetrado ayer por Israel

Esa capacidad para echarle la culpa a los otros, al  mundo entero, de las barbaridades del gobierno israelí no nace de la nada. Es una capacidad demencial, esencial y fundacional del estado de Israel. Su núcleo está en la idea de que después del Holocausto, los judíos -definitivamente-, se tienen sólo a sí mismos y que todos los demás están (o podrían estar) contra ellos. El recuerdo de la Shoah, de la aniquilación de los judíos de Europa ha sido y es fundamental para poder seguir haciendo ese siniestro pase de magia y travestir el “natural y justificado sentimiento de culpabilidad” en derecho a la defensa.

Recomiendo  a quien quiera entender a fondo este mecanismo el impresionante libro de Idith Zertzal, La nación y la muerte. La Shoah en el discurso y la política de Israel (ed. Gredos).

Y a quién quiera entender ya no para este caso coyuntural, sino en general, el oscuro mecanismo ideológico por el cual la sangre y el sufrimiento se transmutan en valor y derecho en la historia (derecho a más sangre y más muerte) el brillante ensayo de José Luis Pardo, Poesía e historia en su recientemente publicado Nunca fue tan hermosa la basura (Galaxia Gutenberg)



escrito el 2 de junio de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar