Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Santiago Gerchunoff Silberberg

ucm

Dos gigantes del punk: Anton 1892-Kurt 1992

1892, Chéjov habla sobre nuestra generación, su obsesión por el realismo y su desprecio a los ideales de los 60´:

“Nosotros representamos la vida como es, punto y final…Y no conseguirá que vayamos más allá, ni siquiera con una fusta. No tenemos objetivos inmediatos ni lejanos, y en nuestra alma reina el vacío absoluto. Carecemos de convicciones políticas, no creemos en la revolución, no tenemos Dios, no tememos a los fantasmas; en cuanto a mí, ni siquiera temo la muerte o la ceguera […]Grigoróvich y usted piensan que soy inteligente. Sí, soy inteligente, al menos hasta el punto de no ocultarme mi enfermedad, de no mentirme a mí mismo ni esconder mi vacío bajo harapos ajenos, como por ejemplo los ideales de los años sesenta, etc. Yo no me arrojaré, como Garshin, por el hueco de la escalera, pero tamoco me consolaré con esperanzas en un futuro mejor” (carta a Alekséi Suvorin, Mélijovo, 25 de noviembre de 1892, citada por Piero Brunello en su introducción a Sin trama y sin final, Anton Chéjov, ed. Alba, 2005)

100 años después vimos a Kurt en persona



escrito el 6 de octubre de 2009 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar